Diseño Interior de una Vivienda en Ontinyent

Alejado del estricto minimalismo y la frialdad racional, el proyecto pretende crear un lugar acogedor y práctico, en un espacio de proporciones generosas y grandes ventanales, donde conviven muebles de líneas rectas y elementos con historia que envejecen con encanto.

El hilo conductor de la vivienda, el tono neutro y puro de todas las superficies donde un estricto color blanco potencia la luminosidad de los espacios, se ve quebrado en la superficie de mayor dimensión de los dos espacios principales, con materiales que le aportan calidez y personalidad propia a ambos.

Para el mobiliario y la decoración se eligieron los elementos justos, para que la simplicidad y continuidad del espacio no se viera obstaculizada por la colocación de excesivos elementos. La colocación de piezas específicas de reconocidos diseñadores añaden sofisticación y elegancia al ambiente.