Reforma de un piso en el Ensanche de Barcelona

Situada en un edificio con solera del ensanche barcelonés, el objetivo principal de esta reforma fue rediseñar las proporciones de los espacios  y actualizar sus instalaciones, transformando un piso de los años 30 convencional y muy compartimentado, en un espacio con las dimensiones y necesidades actuales de nuestro cliente.

Con el fin de potenciar la luz natural se optó por colocar en toda la vivienda el suelo de madera  blanca y pintar los paramentos en blanco nuclear, de manera que el toque rompedor de color se lo aportan muebles de colores enérgicos y cuadros y grabados que revisten las paredes.

Las líneas simples son el punto de partida del mobiliario de esta vivienda, complementados con textiles y objetos que aportan calidez, confrontando la modernidad del mobiliario, con las inspiraciones del pasado y la atemporalidad que le confiere el dejar  la pared principal descubierto el material original.